viernes, 23 de diciembre de 2011

Noticias

Una vez más estoy comiendo con las noticias de trasfondo. Como casi siempre, están salpimentadas de horror y desgracia. Mi ritmo no se altera, mi conciencia escéptica asume vertiginosamente, cicatrizando las heridas de la memoria. Llenando de remiendos los recuerdos y poder así retomar la rutina de vivir con el lastre que da el no intervenir en las acciones, que aunque hoy ya son pasado, se extienden peligrosamente hacia mi futuro.



domingo, 18 de diciembre de 2011

Vida en tránsito

Para ser realmente coherente con mi situación actual, he ido al registro para cambiar de residencia. La confusión que ha producido dicha acción ha sido directamente proporcional a mi relación con la verdad. He intentado explicarle al funcionario que pasaba dos tercios de mi vida en tránsito y, finalmente ha accedido. El problema fue convencerle dónde me daba de alta para la luz y el agua. Ahora vivo en consonancia con lo que hago, no tengo hora de llegada y siempre estoy saliendo.



martes, 13 de diciembre de 2011

Premeditación y alevosía

Hoy me siento poderoso. Ilimitado en mis múltiples hazañas. No es que te subestime... es simplemente que mi objetivo es nítido y contundente. En este frío improvisado, me manejo de una forma natural, avanzando irremisiblemente hacia ti. No intentes huir, ya lo he decidido. No es una situación límite, aún te quedan tres o cuatro jornadas que disfrutar antes de apagarte. Es una verdadera suerte haberte topado en tus últimos días con un tren como el mío. No te arrollaré súbitamente... antes dejaré que conozcas tus verdaderos límites en el placer, muriendo envuelta en los jadeos y risas de una noche inolvidable. Como una verdadera víctima que se precie.



miércoles, 7 de diciembre de 2011

Errores repetidos

Ya no sé donde esconderme. He viajado en el tiempo, huyendo de todas las horas vividas, enfrentándome a todos los miedos que decidieron por mi. La memoria me esclaviza hurgando en el presente y condenando el futuro.
Cada decisión equivocada me condena al germen de mis días y me regala interminables noches con sabor a derrota.
Hoy he vuelto a errar. El monstruo vino de frente, como siempre. Quise evitarlo con todas mis fuerzas, pero mi lado oscuro volvió a ser dueño y señor de lo que queda de mí, abrazándose a una orgía de excesos prescindibles. Yo solo aparezco al final, cuando hay que dar la cara y recomponer los restos de la velada.


viernes, 2 de diciembre de 2011

Revelaciones

Hoy, una vez más, he observado sorprendido que no había escrito lo que apunté en el borrador. Asustado, volví a empezar y salió algo completamente diferente, de nuevo. Le he dado vueltas, pensando en las posibilidades reales del suceso en sí. Incluso llegué a esconderme para pillar "in fraganti" al ordenador. Nada, no había una línea. Será que la doble moral o el subconsciente se están haciendo presentes. Antes de acostarme, esta misma noche, dejaré encendida la pantalla. Necesito comprobar, si el que escribe, soy realmente yo.



martes, 29 de noviembre de 2011

Grafología

No podía ser. Se había movido una letra. Imposible... dentro de una palabra. El movimiento del grafismo revelaba vida propia. Buscó algún tipo de contacto. Alguna forma de comunicación. Quieto, inmóvil, se estremeció ante ese despliegue de sinceridad. Estas, ante tal exhaustiva observación, respondieron con movimientos precisos, dibujando el estado anímico de cuando supo llevar la expresividad hasta sus últimas consecuencias. Con una pequeña luz como testigo, el escribiente, con esa mueca imposible reservada a la intimidad, apartó el teclado, deseoso de retomar la mágica danza de sus manos, libres en su flujo, fieles hasta el final de su trazo. Años y años forjando una identidad. La forma más fiel de su esencia, engullida por la modernidad, deseosa de encontrar atajos para engañar a las ganas.
Recorriendo el trazo, la presión, la forma... como si de un latido de la mente se tratara. Escapó en el baile que le llevaba al último sueño de existir; haciéndose carne, como una prolongación de sí mismo, intentado encontrar otra senda, esa, que promete llevarlo donde él, dejó de ser como alguna vez fue.



sábado, 19 de noviembre de 2011

Promesas

El ya presidente electo, sintió en la soledad del baño y, frente al espejo, la mediocridad de su desnudez. A sabiendas que esa toalla con la que se secaba no tapaba todo su cuerpo: siempre tendría que destapar un lado, para cubrir otro. Y eran excesivos los compromisos adquiridos.

Politicamente correctos

El feliz matrimonio, fiel a la libertad de ideas, durmió en habitaciones separadas, conforme la ley vigente y durante toda la campaña electoral. Solo practicaron sexo en zonas comunes y bajo una estricta protección de sus partes más nobles. La mezcla de programas estaba a salvo.

La verdad

Tuve un sueño: en el refrigerio previo a la consulta, serví un brebaje, consiguiendo que todos los políticos bebieran de él. Tenía la particularidad de arrancar la verdad. La confusión general hizo que se contemplaran todos los puntos de vista conforme a la realidad más absoluta.

Tierra... trágame

Era lento, pero seguro. Rígido pero correcto. El candidato mediocre, se sentía seguro. No destacaba pero no mermaba. En lo que la entrevísta cambió de lugar repentinamente y los apuntes quedaron a 20 metros. Buscó un pinganillo o un piloto automático. Él no quería estar allí.

Un mal sueño

La reflexión fue un lapsus excesivo. El cielo se cubrió de materia gris, rompiendo el ritmo devastador de los vendedores de humo. Una emboscada a las puertas de la gloria. La conciencia había resuelto los acertijos con dosis de idealismo. El candidato despertó envuelto en sudor.

Misa electoral

Aunque la campaña había acabado oficialmente, los elegidos de dios para difundir su palabra, seguían sembrando para que el arbol que les daba sombra, creciera fuerte y sano. La hostia venía dentro de unos sobres electorales. Fueron entregados con una gran sonrisa evangelizadora.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Necesaria dualidad

Siempre al acostarse, se quita todo, y cuando digo todo, hago alusión a aquello que se ha colocado para enfrentarse al mundo exterior, aquel que ha fabricado. Sumergida en su vida onírica, disfruta de la inmensidad que le depara su otro yo.
El despertador le avisa para que vuelva. Sin apenas transición, se ducha, desayuna, perfuma, disfraza y hace todo lo necesario para sobrevivir a una vida de otros, intentado adaptarse lo justo, para no mezclar ambos mundos y provocar un conflicto existencial.




sábado, 5 de noviembre de 2011

Cuando sobran las palabras

Bendito sea el sexo, con su caos y su desorden. Mis ojos no pueden dejar de mirarte, están teniendo sexo con los tuyos y no quiero interrumpirlos. Recorren una y otra vez tu sonrisa, hasta saciarse agotados en todos los escondites de la imaginación más osada. Volveré mañana, y pasado; todos los días estaré ahí, en esa cita casual en la que nos cruzamos por obligación y yo he convertido en un ritual.



miércoles, 2 de noviembre de 2011

El virus

A la vuelta de su viaje, los temores empezaron a rondarle. Sin motivo aparente, todo el aliento y optimismo que traía consigo, se diluyó conforme se instalaba de nuevo. Los rumores que escuchó allende parecían certeros: un virus, una pandemia, una extraña enfermedad, había calado profundamente en la sociedad. La tristeza más absoluta envolvía las calles. Los comercios estaban cerrados a cal y canto. La inactividad era un premio. Nadie regalaba una decisión. El silencio atenazaba cualquier movimiento y nadie quería desvelarse. El miedo al futuro ya campaba a sus anchas en la ciudad y en el resto del país.
Dudó si acostarse y descansar, o salir sin mirar atrás. Nadie ha vuelto a verlo, aunque desde casa la visión es limitada.



martes, 1 de noviembre de 2011

La manzana de Adán

Conoció la cosa más viva, bonita y especial, una mañana en el corazón del verano. Hacia calor. Ella deslizaba su gracia divina, abriéndose paso en el aire, mudo y rendido a su sonrisa. Le gustaba todo cuanto veía. Antes del mediodía, ya había devorado parte de su cuerpo. Sus manos, sus pies, su sexo. Lentamente, sin pausa, fue desgustando sus ideas, con la impaciencia del que no puede esperar. Dejando para el final, sus ojos, con su interminable mirada. El presente acababa de devorar el futuro.



martes, 25 de octubre de 2011

Melancolía

Estuve esperando, toda la tarde, a veros pasar; a ti y a mi, como entonces, como siempre. Hasta que empezó a anochecer antes de que me volvieras a mirar, como solo tú supiste hacerlo. Igual que ese día que guardo entre recuerdos mimados por el mismo aire que acaricia los tiempos.

viernes, 21 de octubre de 2011

Instantes

Había desplegado todo su poder y exhausto exclamó:
¿Acaso es tan difícil hacerse entender? ¿Qué camino atraviesan las certezas desde que son alumbradas hasta que llegan al papel? ¿Por qué pesan más los matices que la obra en si, cuando esta visita el aire exterior? No tomó notas y cayó rendido al sueño. Al despertar, solo tenía hambre. Tenía muchas respuestas pero no recordaba las cuestiones. Cada vida esta hecha de millones de instantes, solo hay que hilvanarlos y darles continuidad.
Solo así -pensó- tendría un destino.



http://www.youtube.com/watch?v=0LwYU_0Qfzc

lunes, 17 de octubre de 2011

Turismo cultural

Al entrar por el pórtico de la catedral, lo hizo con una reverencia digna de otra época. Su esposa, perpleja, observó con curiosidad e intriga. Lo imaginó con ropas dignas de tal gesto, con media melena, brazos fuertes y armado. Se vio junto a él, orgullosa de formar parte de tan noble estirpe. Sintió verdadera admiración por ese hombre, ahora desconocido. Al terminar la visita, al tiempo que salían, lo volvió a observar. Con altivez, se asió a su brazo y sonrió satisfecha.



http://www.youtube.com/watch?v=Oq5Xkfz_MW8&feature=related




miércoles, 12 de octubre de 2011

Metamorfosis

El hastío se repetía como el eco de una gota de agua que colma un recipiente abandonado en un mismo lugar. El vacío más absoluto le hizo tomar una decisión extrema. Se embarcó para residir durante un año en una estación espacial. Deshabitado consigo mismo, tomó conciencia de una vida sin gravedad. Exento de sujeciones, sus ideas y recuerdos flotaban como planos móviles fácilmente clasificables. Dispuso del tiempo necesario para ordenarse a si mismo.
Cuando volvió, su entorno lo rechazó: no reconocían a esa persona, excepto en el físico y en el nombre; era otro.


http://www.youtube.com/watch?v=bIIA3NKqebg&feature=related



lunes, 10 de octubre de 2011

Cementerio de sueños

Hoy he vuelto a venir. Con las primeras luces del alba he echado a andar, lentamente, con rastro penitente he vuelto a bajar a velar por ellos. Algunos los enterré hace muy poco y ya los olvidé.
Cuando nacieron, fueron capaces de hacerme sonreír, con esa luz que envuelve la vida a sus momentos únicos, esas rachas que la madurez recuerda entusiasmada.
Mañana iré al hospital. Esta vez espero que sea como sus hermanos mayores. Que sea muy valiente, osado en su empresa. Que la paciencia lo cubra en las noches turbias. Que viva muchos años y aprenda a vivir en libertad.
Es tan fácil bajar que olvidé subir.



http://www.youtube.com/watch?v=EvNzOZwUAPQ


sábado, 8 de octubre de 2011

Rectificar

El corazón se le encogió hasta más allá de los límites, mientras la vista luchaba por procesar indescriptibles secuencias previas al horror. El suelo le abrazó casi por completo en un impacto bestial. Tanto dolor no cabe en una brevedad. Pronto desapareció la intensidad. Su cuerpo se había marchado, dejando abandonada a su mente como único vestigio de su presencia. La foto fija, ya nunca dejó de molestarle. Tuvo que revivir el pasado, tantas veces como hasta aceptar que nada podía cambiar en él. Aunque también entendió su implicación en el futuro.
Se agarró fuertemente a la barandilla y entró sudando al salón. Una mirada triste, reconoció a unos padres que sonreían igual que aquella mañana que vino al mundo.



martes, 4 de octubre de 2011

Hechizo de atracción

Vestida con sus mejores galas, pasea, como una diosa acuosa, sublime e inaccesible.
Su magnética luz penetra por la ventana entreabierta hasta acariciarme; me seduce a visitar el exterior y, con caminar hipnótico, me guía hasta el edificio más alto donde descubro que también te ha enviado a ti. Sin hablar, casi sin respirar, cogidos de la mano, observamos una Luna inmensa, testigo excepcional de dos almas que han acudido a una llamada silenciosa, un hechizo de atracción y un gélido abismo sin retorno.


Escrito por Vanadis y 21  (Publicado el 19-05-2011 en 280 y punto - Relatarium)




viernes, 30 de septiembre de 2011

Perseguir un sueño

El día que la rutina, la infidelidad, el hastío y todas las caras de la uniformidad más hueca, les acorralaron, huyeron en un viaje en todas direcciones, tanto en la distancia como hacia dentro. En el extranjero vivieron otras experiencias. El contacto con otras formas de atrapar la vida, les reinventó. Fueron capaces de recordar el por qué un día decidieron compartir sus sueños.
Todas las mañanas, al levantarse, comprobaban que ya no visualizaban sus límites. Ya no tendrían que esconderse, el uno del otro. Ya no más mentiras.
Un día se les olvidó regresar; el sueño individual les raptó y fueron a buscarlo por separado. El destino es implacable con los anhelos sin domesticar.



martes, 27 de septiembre de 2011

Mi amiga, mi musa...

Surgiendo de la nada, apareció sin más. Y levantó del suelo donde, escondida, yacía mi derrota.
Me regaló sonrisas y hermosas palabras. Me enseñó a tutear al tiempo y a dominar la pasión. Hizo del castigo una experiencia inolvidable para volver a sentirme grande.
Mi musa es mortal, habla mi idioma y sufre como yo. Le debo tanto... que ahora que sufre en silencio, no sé como ayudarla... y necesito hacerlo.
A diario le dedico un beso, y aún así, no la siento.
Pero me enseñó bien, la espero...




lunes, 26 de septiembre de 2011

Luna de otoño

Esta noche hay luna llena. El otoño la ha solapado. Es una luna de agua. La última, hace exactamente 28 días era de fuego, como corresponde a agosto. Barbacoas, baños nocturnos, música envuelta en mojitos y caipirinhas. Sentimientos fugaces. Esta es diferente. Húmeda, con aire de melancolía, olor a tierra y calles desiertas.
Para mí, es igual. Continuo estando solo.




sábado, 24 de septiembre de 2011

Incendio descontrolado

Tus ojos me buscan. Chisporrotean a ráfagas, elaborando señales secretas de un cuerpo encendido. El deseo vuela libre desde la cárcel del deber. Adopta secuencias que ni tu misma puedes entender. Mis sentidos viajan amotinados y sin patrón. Todo el submundo que alguna vez dejamos crecer, aflora sin ningún tipo de control. Lejos de cualquier razón, respiramos profundamente, dando aire a ese fuego que prende la felicidad más inconsciente. Nuestras parejas acechan el motín.




viernes, 23 de septiembre de 2011

Otoño o el Sol entrando en Libra

Estaba finalmente pasando. Toda esa vida que le rodeaba, se empezaba a desmoronar. Empezábamos otra estación y, esta vez, coincidente con el profundo olor a tierra mojada.
Percibía como iba perdiendo parte del lastre que lo cubría. Como hojas de los árboles, abandonando su origen, conforme se está alejando nuestro Sol.
Son momentos de vida interior; el único refugio de la soledad más fiel.




martes, 20 de septiembre de 2011

Desaparecer

Poco a poco los invitados iban llegando con las caras más imprevistas que pude haber imaginado. Ni tan siquiera tuve la más pequeña posibilidad de intervenir. Todo lo que alguna vez hubiera podido ser, ya solo estaba en la mente de unos pocos.
Se trataba de una fiesta, como siempre había deseado que fuera. De esfumarme, como cuando el azar disipa el tiempo.
Han venido algunos que no esperaba y otros que nunca vendrán.
Voy a escucharlos...
Ahora que estoy preparado para oir lo que nunca se oye, pero se dice, como si nuestra boca también hablara hacia dentro. Son nuestras palabras calladas, silenciadas y olvidadas. Las que se llevó el miedo.
Morirse es un final, mismo como al nacer. Venimos de la nada. Es un cambio de origen, y como tal, un nuevo comienzo.




lunes, 19 de septiembre de 2011

¿Hacemos un trato?

Solo te pido un alto... y que no empieces aquello que no sabes si podrás terminar. Nadie te obliga a nada. Eso si, en el momento que me des tu mano, nada podrá romper este acuerdo. Dos personas habrán llegado a un trato donde el honor está muy por encima de cualquier firma, y esa palabra dada supedita cualquier circunstancia. Recuerda que el alcohol te abandonará y la conciencia volverá a su casa.
Vuelve a pensarlo hasta que lo tengas claro, y cuando eso suceda, lo analizas desde el punto de vista de tu familia, y más allá de todo, lo vuelves a madurar. Será cuando nos miremos a los ojos y al juntar nuestras manos el trato estará irremisiblemente cerrado.




domingo, 18 de septiembre de 2011

Mamá tiene un amigo

Hoy he conocido al amigo de mamá. Es joven, simpático y muy amable con nosotros. Juegan con sus pies debajo de la mesa. Es como si ellos fueran los niños y su escondite es de mentira, siempre se delatan y acaban por encontrarse. Ella sonríe más que nunca y eso que tiene que estar cansada, por que se ha tirado en el baño toda la mañana. Huele muy bien, quizás porque sabe que él se acerca continuamente.
Papá esta de viaje y me ha dicho que vendrá a darme las buenas noches. Él si que sabe taparme.




miércoles, 14 de septiembre de 2011

flema consciente

El domingo se va desplegando a un ritmo aún más lento del habitual. El calor ralentiza cualquier acción. Pienso en el desorden natural, en la tendencia al caos, en la necesidad de aplicar un trabajo para que todo fluya en armonía. Será mañana, hoy me sumerjo en la incoherencia.


... más absoluta. El espíritu varado en un mundo ingrávido, libre de conciencia, donde el tiempo da una tregua imaginaria espaciando los minutos. Y todo sigue igual. Me he bajado de mi mundo para observarlo en su totalidad con esa mirada inconexa, completa, que solo puedo darme hoy.


Necesito una segunda mirada para abarcar la complejidad de esta realidad que nos limita y encadena. ¿Dónde está el conejo blanco? Lo seguiría en su loca carrera en pos del tiempo y así, alcanzar el otro lado del espejo... Empieza a resquebrajarse la luna, démonos prisa...


Si, vayamos. Aunque no en aquella dirección, que ya sabemos donde empieza y tristemente como acaba. Tomemos esta otra, la observaste primero y el instinto es el mar donde reside la supervivencia. No dudes por favor, necesito que tus ojos alumbren esta, mi soledad mal calculada.   (*)







(*)  Texto escrito conjuntamente con "Damadeltablero" (en cursiva). Publicado en eskup el 26-27/06/2011
 

viernes, 9 de septiembre de 2011

Los colores del deseo

Se conocieron una tarde de invierno. La exposición era rutinaria, aunque mereció la pena. Un verdadero cruce de caminos entre dos almas jóvenes, libres y atrevidas. Su amor por la pintura les unió en vocación, el deseo hizo el resto. Cuando todo fluye, sus cuerpos armonizan al unísono de la pintura y resultan imágenes, que tú y yo contemplaremos entregados.
La pasión inicial, se consumió y los dos necesitaron nutrirse en otros bebederos. Aunque la otra tarde, en su aniversario, estuvieron largo tiempo haciendo el amor, de esa forma que ya solo recuerdas como un rumor. Al finalizar, todavía sudorosos, se entregaron a colores vivos e imágenes de otras épocas.




martes, 6 de septiembre de 2011

El sistema

Al pasar la hoja del calendario, se encuentra de frente con la más cruda realidad. Más estrecha que nunca, más voraz que siempre la llegó a imaginar, y encima está desarmado, transitando entre fronteras. Con las manos vacías y las ganas desplomadas. El sistema le acecha de forma incansable con unos mercados ciegos de gula, que liberados de cualquier justicia, comen hasta reventar.
Sus hijos le miran buscando un futuro y él solo puede invitarles a soñar, porque quizás... mañana, todo vuelva a ser como siempre debería de haber sido.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Boceto de una pasión

Ante la imposibilidad de sentir su calor, siquiera oirse, perderse en una mirada trenzada por vínculos invisibles, se construyeron un manto hecho de palabras y así, acurrucados bajo él, se fundieron en un sólo latir idílico. Protegidos de todo lo que les alejase de un sueño tejido por mágicos verbos; cada palabra palpitaba al ritmo de sus corazones febriles, separados en el espacio-tiempo por un hilo etéreo forjado con cariño, comprensión y una pasión contenida que nutría su relación lingüística.





Escrito por Vanadis y 21 (publicado el 06-01-2011 en 280 y punto - Relatarium)

viernes, 2 de septiembre de 2011

Punto y aparte

Y amaneció septiembre una vez más. Como final e início de una etapa. Y aunque el tiempo nos llena de ilusiones y estrenos por llegar, la tristeza echa raíces otro año más. Contínuas miradas retrospectivas se bañan en melancolía antes de avanzar en ese futuro de días por inventar y soñar.



La piel tiene memoria

En el último intento por retener el verano, recorrí aquello que el sol había grabado a lo largo de tu piel. Las rutinas y sorpresas, las risas y tus lágrimas, los orgasmos y silencios, las dudas y todos los excesos... La memoria de tu piel me hizo sentir de nuevo todo lo que cabe en un inolvidable agosto.




jueves, 25 de agosto de 2011

Ella

O cuando sus ojos me buscan para acariciarse, o me amansa bajo sus muslos, o cuando me limpia las heridas. No existiría un verano sin ella.

La otra vida

No entendía por qué disfrutaba felizmente con los suyos, y sentía que faltaba algo. A la vuelta de vacaciones sonrío al encender la pantalla.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Tramontana

Cuando el cielo tornó en azul eléctrico, galopó los cielos sin avisar. Dicen que cansado de turistas vació las playas y finiquitó el verano.

Sin vuelta

Toda esa vida que le rodeaba, se fue diluyendo. Y con ella el verano, el otoño, y todo lo que le quedaba por decir. Ese día... no pudo volver.

Postergar

La última tarde, del último verano que pasaron sus hijos con él, intentó jugar con ellos. Pero no le entendieron. Habían crecido demasiado.

Septiembre

Al finalizar las vacaciones, la vida se dispersó. Doña rutina volvió y con ella un halo de melancolía impregnó otra vez el final del verano.

Lento cambio

La secuencia era la misma, y todo había cambiado. Eso estaba pensando cuando se quedó esperando. Un plano diferente donde todo seguía igual.

Provocar momentos

El verano era propicio para que la noche invitara al momento idóneo. Se miraban expectantes: ¿Quién sería el primero en bañarse... desnudo?

¿Desnudez?

Conozco tu piel con más certeza que tus pensamientos. El intenso calor destapa carreteras secundarias, aunque no logro saber dónde vive tu alma.

martes, 23 de agosto de 2011

El malabarista

En tiempos mejores, se encontró con calles amplias, cielos claros y puertas abiertas de par en par. Tiró todas las llaves, recicló manuales de funcionamiento e hizo reino en los atajos. Ahora golpea puertas y ventanas buscando a un malabarista al que nunca tuvo tiempo de preguntar.


En la primera esquina, giras y en la plazoleta, lo encontrarás. Suele formar corro alrededor de las nueve. Cuenta, a quien le quiere escuchar, como seguir andando por calles más estrechas sin perder el paso ni el ritmo. Con sonrisa franca te dice cómo seguir sin dar ni un traspiés. 


¡Gracias! aunque no necesito que me cuente nada, incluso llegaría a conformarme con que me ayudara a recordar. He olvidado hacer nudos y más grave aún, a deshacerlos. Hace mucho tiempo que me desconozco y es necesario que vuelva a presentarme, aunque solo sea para intentar existir.  (*)






(*) Texto escrito conjuntamente con "Damadeltablero" (en cursiva). Publicado en eskup el 14-12-2010





miércoles, 17 de agosto de 2011

Colgar los hábitos

Cuando hizo la maleta, dejó a su intimidad en el armario. Dos calmantes hicieron que la paciencia acostara a los nervios y salieron de viaje.

Improvisa...

Intenté ajustar el verano perfecto, pero entre tanta demora, el tiempo me recordó la imperfección. Disfrutar también es el arte de encontrar.

Respirar

Demasiado tiempo juntos... todos los veranos sufrimos una sobreexposición, y nuestra ilusión por compartir todo, queda parcialmente velada.

Personalidad

Si pudiera, no volvería a hacerlo. Aunque intuyes, y yo sé, que no encontraría el movimiento preciso necesario que evitara el hacerlo igual.

Nada de nada

Al acostarse aún lo tenía claro. Ya, recién levantado, miró a ambos lados, consultó las ganas, y ante tanta oferta, optó por la decidida nada.

lunes, 15 de agosto de 2011

Días tontos

Cuando me miras me intimidas, esa expresión tan rotunda que me invade por dentro, buscándome. Me provoca tantas dudas que intento huir de ella entregándome rendida.

Nunca pensé al marcharme que podría seguir viéndote en cada momento, como si todavía existieras en mi vida. He mejorado algunas escenas de mi memoria, como si nunca hubiera sufrido a tu lado.

Insuficiente luz





La Luna llena de agosto se viste de gala, mística y enigmática ilumina la noche estival. El sol le releva majestuoso, marcando músculo en un duelo de luminarias en el que todos nos beneficiamos de esa luz extra a la que algunos no les llega a fin de mes. Es la dualidad de la vida.
 



Cielo estrellado

No sé si fue el tránsito de la Luna en Escorpio, o que Marte estaba en oposición a Venus. En cualquier caso, sucedió, lo que siempre evité.

¿Sueñas o tienes pesadillas?

Una noche huyendo de su triste realidad, quedó atrapada entre dos mundos, el real y el ficticio, ambos le pertenecían. Empezó a soñar despierta, y cuando nadie la echó en falta, ya nunca supo regresar...

Aprender a jugar

Todo empezó cuando aposté por jugar, y jugué... sin límites, ni reglas. Respondí a otro nombre y con él, creé toda una vida donde ahora soy yo.

Privilegios

En la piscina particular del banquero, el líquido que chapotea es el sudor ajeno exprimido meticulosamente. Mientras... bebe un cóctel de sangre recién extraída, rica en minerales y nutrientes contra la compasión. Las toallas son de piel natural de subordinado dócil, adaptables en cualquier superficie. Su burbuja sigue estanca bajo el mismo cielo que nos cubre a todos, sólo que a él, el seguro le permite un sol radiante que elimina cualquier atisbo de tormenta.



¿Periodismo?

El periodismo digital se instala en las antípodas de la noticia, escribiendo crónicas remuneradas de un veraneante con licencia para opinar.

Bendita niñez

¡Tierra a la vista...! Así gritaron los niños cuando otearon el pueblo, a la vuelta de vacaciones, mientras sus padres seguían un riguroso silencio.

sábado, 13 de agosto de 2011

Instintos libres

Tus ojos me seducen. El deseo escapa de la cárcel del deber. Mis sentidos viajan amotinados y sin patrón. Nuestras parejas acechan el motín.

Abrazos de mar

El mar enfría los cuerpos abrasados al sol, confundiendo el paisaje en siluetas de puzzles perfectos. La naturaleza fluye en armonía silenciosa.

Relevos

Los niños, pletóricos de juegos y experiencias, exhaustos de luz, hacen el relevo natural a la noche de los padres, ávida en secretos y piel.

Dar y recibir

La amante se desborda como un río alegre llegando al mar. El amado recibe en silencio todo lo que desea, lo que intuye y sueños por venir.

Cuerpo a tierra

La toalla se convierte en un improvisado campo de batalla. El cuerpo a cuerpo es inevitable. Las caricias encuentran una respuesta inminente.

Recién salidas...

Las ansiadas vacaciones ya están aquí, calentitas. Huelen que alimentan. Habrá que devorarlas antes de que se enfríen y sean un placer caduco.

El puente integral

Puente de agosto: salimos a escena, en directo y sin guión. El resto del año pende de la actuación. El público exige originalidad sin fastos.

viernes, 12 de agosto de 2011

Soñar despierto

Y volvió a viajar donde nunca había estado... ni estará. Con el desgaste escrito en el alma, la tristeza lloró escondida en múltiples poses alegres.

Reaccionar

El verano, una vez más pasó delante suyo, y cuando casi lo había perdido de vista, lo cazó al vuelo subiéndose a lomos de la última ocasión.

Conjunción

Un sol brillante, la memoria sellada y tu salud en tregua, fueron ingredientes necesarios para que el buen humor nos invitara a vivir un día.

Escribir leyendo

Te escribo en el aire, en el mar, en la arena... mis palabras viajan por tierra, mar y aire aunque tú creas que sólo estoy leyendo un libro.

El exterior

Sola, se siente sola, aún y a pesar de estar rodeada de miradas curiosas, lascivas, pícaras... ninguna mira la mujer, se quedan en la piel.

Recuerdos íntimos

Todos los veranos caben en aquella lluviosa tarde de agosto. Una tarde cualquiera, y no concibo mi vida sin ella.

Noches veraniegas

Con el verano, los días se hacen eternos, en la espera vehemente de esa luna que solo asomar, me lleva a tu olor, a la penumbra de tu recuerdo.

Trabajar en agosto

Al llegar a la terraza donde le esperan, no sabe qué hacer primero: soltarse la corbata o chocar manos amigas. Es un oasis entre mentiras.

martes, 9 de agosto de 2011

Cambio imprevisto

Nada dejó al azar. Las vacaciones fueron preparadas con meticulosidad. Semanas después el caos le reorganizó toda su vida. Así se llamaba él.

Incompatibilidad

¿Cuando me seducen los colores que tú jamás has visto y necesito describirlos, qué palabras me tengo que inventar para que me sigas amando?

Destino

Fue un verano perfecto. La intersección de coincidencias encajaron de forma magistral en todas las combinaciones posibles. Solo hubo un error: incluirme.

Ciudad fantasma

Toca disfrutar. Me voy a sentar en el Museo y voy a mirar, observar, escudriñar la esencia que destila el pintor. Es verano, puedo hacerlo.

Edad difícil

El único verano que me quedé sola: demasiado joven para ser mujer, muy mayor para ser niña. Cuando ya me estaba yendo, empecé a llegar.

Leyenda

Cuentan que hubo una espera, más allá del tiempo y el espacio, que hoy sigue vigente mientras la esperanza no se pierda, y tú, creas en ella.

Último viaje

Tocar el cielo con las manos, tener la tierra a sus pies y la mirada llena de mar. Son tres deseos satisfechos al precipitarse el avión que lo transportaba.

lunes, 8 de agosto de 2011

Mira y no toques

Me gusta como el verano te desviste, mostrando una textura que motiva la mirada. Unas tentadoras curvas que avivan un paisaje incendiado.

Pasión desmedida

A ese animal que llevas dentro, quiero verlo, oirlo. No puedo dejar de soñar con ese momento, en el que me devoran, y tú, me rescatas de mi.

De cuerpo presente

Tenía pinta de estar pasándoselo bien. Aunque no podía preguntarle. Hacía bastante tiempo que se había ido. Sólo estaba su cuerpo. Amotinado.

Viajes

No te olvides las cámaras de fotos. Sino para qué vamos. Mi hermana me dice que soy una aburrida. He leído en una revista que viajes están de moda.

Un día de verano

 ¿Quieres que te enseñe al monstruo de la playa?
-No, mejor otro día.
-Vale, a lo mejor no hay otro día y seguro que te acordarás de hoy.

Nada

Un día, viene detrás de otro, y después viene otro, y así se pasa un verano, otro más, como el último, y el anterior... de los últimos veinte años.

Esfuerzo premiado

El senderista camina despacio. Sabe que aún le queda mucho. Tramita los acantilados que se ganan al esfuerzo, ese que no se rinde, y así lo puede celebrar con imágenes únicas.

Prosperidad

Ayer fui a mi cala. Donde pasaba todos los veranos. Y no la ví. Nunca pensé que se podía enterrar una infancia detrás de una urbanización.

jueves, 4 de agosto de 2011

Perspectivas

Disfrutas. Te dejas llevar por un deseo ciego. Dentro del mar, entregas tu cuerpo a un desconocido creyendo que soy yo. Observo... y aprendo sobre ti.

Riguroso directo

Establecí un ritual con ese directo tan deseado. La música y mis sentidos se convirtieron en cómplices... hasta que mis ojos te interceptaron.


(seleccionado y publicado en El País Semanal en el concurso de microrrelatos en 140 caracteres. Con el tema Placeres del verano).

Elegancia

¡Qué placer verte caminar! si es que se puede llamar así, al ritmo cadencioso y ágil que le imprimes a esa leve prenda que revolotea tu figura.

Tarjeta de memoria

Saqué a pasear a mi vieja cámara; que me guiara por esos instantes que sólo conocen los diafragmas experimentados. Me quedé otro verano allí.

Otros mundos

Miles de castillos de arena aplastados de una sola vez. Capuzones sin cesar. Carreras alocadas sin miedo a caer. En verano es más chulo ser niño.

Nadar en ti

Me acerco tanto a mirarte, que caigo resbalando por tus pestañas, dándome un interminable chapuzón en tus maravillosos ojos con sabor marino.

Madurez

Camina libre, ahora que prescinde de lo que no es, no necesita y no tiene. Su bagaje es extenso, aunque sin disfraces ni adornos que mostrar.

Siempre... te estaré esperando

Cierro los ojos y me dejo acunar por el movimiento oscilante de las aguas. Frío y sereno, espero con alegría un rescate que nunca llegará.

Si fuera el Olimpo...

Sería capaz de implorar a Cronos un pacto... si Zeus me permitiese volver a ser Hermes, por mostrar a los hijos, el niño escondido, que fui.

Introversión

Cuando se tumbó en la arena, jamás pensó que todas esas miradas iban a derretir tanto deseo acumulado en años perdidos por el miedo a vivir.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Lenguaje corporal

Con la entrada del buen tiempo, una parte de nuestro cuerpo lo celebra con especial alegría: nuestros pies. Si, aquellos que soportan nuestra existencia, callados, cerrados a cal y canto lejos de nuestra mirada.

Hoy, al descubierto, descubro su lenguaje, sus anhelos y sus quejas. Me han prohibido bajar, hasta que les preste atención y los mime para afrontar su próximo encierro.

¿Y tú? ¿escuchas a tu cuerpo?

Solo tenemos uno...


Dichosa tranquilidad

Despidió hasta el último de sus vecinos, pañuelo en mano ¡Disfrutad por mi!
Pobre, pasará el mes en una ciudad completamente vacía y sola.

Uñas

Unas partes de su cuerpo, celebraron con especial alegría la llegada del verano... hasta que escucharon las risas de los dedos de las manos.

El Sur también existe

Tenía tanto miedo al calor como a destapar sus carencias. En verano siempre huía al hemisferio sur, allí donde agosto se viste de invierno.

Omitir el presente

En la playa, sus ojos estaban tan ocupados buscando imágenes ajenas, que cuando volvió la mirada a su pareja, tenía un extraño color sepia...

Remordimientos

Fuera como fuese el verano transcurrido... imaginaba en su mente, de forma inexorable, cómo lo hubiera vivido con otra decisión, la primera.

Excusas para no viajar

La profundidad del horizonte marino y los primeros turistas en llegar, agrandaron el ancla que le mantenía varado a esa playa: su propiedad.

martes, 2 de agosto de 2011

El mar produce hambre

La crisis devuelve imágenes que la última década borró. Unos bocadillos de tortilla son devorados por miradas satisfechas antes de volver a casa.

Vivencias repetidas

Galopar su vieja moto era un ritual secundario llevando asido un tesoro a su cintura camino de la cala ¿Existe inmortalidad en el recuerdo..? Pensó en la soledad que transmite el atardecer.

Obsesión

Y llegó de nuevo el verano, con esa constante obsesión de imaginar otro millón de veces, ese viaje, que en todas sus versiones terminaba en ti...

Masaje

Mis manos como protagonistas absolutas, se disponen a interpretar los deseos de este cuerpo tuyo, forjado en los sentidos y templado en la pasión.

lunes, 1 de agosto de 2011

¡Qué tarde más dulce!

Hola, me llamo Isabel, para ti, Isa. Soy tu compañera y me caes muy bien ¿Querrás merendar conmigo en el descanso de la tarde? He traído pasteles y son artesanos. Sé que te gustan los dulces.

Hoy he vuelto a soñar contigo. Una vez más, vuelvo al pasado. Esa vía del destino, cercenada de raíz, me hace regresar una y otra vez para poder mirarte una vez más; embaucándome con esa belleza que se posa en mi vida devolviéndome la mirada, y donde siento el deseo hasta las mismas entrañas de la pasión.

Los recuerdos están valientes, se atreven a mordisquear el presente para sembrar las dudas. Las etapas clausuradas ambiguamente se revelan una y otra vez.

Tu cara de ángel merodea mis instintos, tentando los mismos límites.  Resuelvo regalándote un traje de saliva, para que nada ni nadie pueda corromper esa imagen que guardo con celo. Porque solo eres eso, un delicioso recuerdo de una tarde realmente especial.



domingo, 31 de julio de 2011

La sinrazón

Desde niño había escuchado que eran diferentes. Que donde nacieron era cuna de grandes hazañas. El y sus compañeros eran los portadores de esa llama y en ellos estaba la responsabilidad de que nunca se apagara. Enseñanzas que calan profundamente en una mente fértil; tanto, que echan raíces hasta hacerlas propias y se convierten en una herramienta de muerte. Hoy volverá a asesinar en nombre de esa tierra. De su víctima, no sabe nada. No conoce sus sueños ni a su familia. La llama sigue encendida.



jueves, 28 de julio de 2011

Cita a ciegas

Han quedado en una céntrica cafetería de Madrid. Con múltiples dudas, los que van llegando, entre la curiosidad y el nerviosismo, no saben si entrar o esperar fuera. Hace frío. Miran a ráfagas al interior del local. Pueden ser cualquiera; con el que te acabas de tropezar, el que toma café en la barra, la señora sentada leyendo el periódico. Solo conocen sus palabras, algunos sentimientos compartidos y poco más. Es una cita original, una transición del parecer, hacia toda una afirmación: el ser.


Entré con decisión en la cafetería. Nerviosa y excitada, hay que asumirlo, pero con una certeza clara, te reconocería al instante. Las palabras son señas de identidad. Y yo disponía de un sinnúmero de ellas. Cuando te vi, supe por tus ojos que también sabías quién era yo.


... intenté hacerme transparente, para saber un poco más de ti, sin ser observado; desde una postura dominante. Nunca imaginé que se pudiera mirar de esa forma. Ahora, estaba seguro que los nervios no me dejarían presentarme con normalidad y tú lo sabías... ¡esa sonrisa te delató!


... una sonrisa amplia y cálida. Una sonrisa cómplice. Te señalo la silla y llamo al camarero. Con una seguridad, donde no me reconozco, le digo "El caballero tomará café solo, con crema. Lo mismo para mi". Fue una tarde intensa. Miles de palabras con aroma de café.


... en cada gesto tuyo, intentaba adivinar una intención, una historia; casi no te escuchaba, no era el momento de las palabras, esas que conocía, aunque con una forma social. Era consciente que cada instante, sería único. Todo mi sistema nervioso estaba echando redes, vínculos...  (*)







(*) Texto escrito conjuntamente con "Damadeltablero" (en cursiva). Publicado en eskup el 25/10/2010





domingo, 24 de julio de 2011

Muerte

Es el final de todo lo conocido, el umbral imprevisto como un abismo en la nada. Allí escondida en los confines, ni el tiempo puede sentirla; él que lo sabe todo, y nada de lo que existe se escapa a su rastro. Pero el anciano sabe que esa dama no es de este mundo, y repasa cansado toda esa vida extinguida, que ya se fue y jamás volverá ¿Por qué la vida tarda tanto en enseñarnos, para quitarnos en un instante, todo?
Es demasiado tarde y solo le queda esperar...


sábado, 23 de julio de 2011

Soñar con ser

Existe una tierra, más allá de todo lo conocido. Cuentan los rumores que allí la felicidad no tienes que soñarla, está presente; te deja que la toques sutilmente, apenas rozarla y sentir el deseo sin escondites que empañen un impulso tan sincero, que nace de dentro. Qué inexorable puede llegar a ser, el reconocer, que ser, no es estar.
Mi secreto se sabrá cuando la subjetividad que habita en mi, perdone a esa otra tierra que quizás lucha de otra forma para que reine la paz. Será un triunfo de la inteligencia.



viernes, 22 de julio de 2011

Jugar con fuego

Todos los viernes llegaba tarde a casa. La reincidencia proyectó una costumbre. Mientras, ella, se sentía amada, pero muy sola. No tenía otro sentimiento más a la mano de su pareja. Arrogante y hermosa; llamó a un amigo de su marido y quedó con él. En la puerta del local de intercambio de parejas, tomó aire y entró con el rostro cubierto. Él anónimamente, la eligió, e hicieron el amor los cuatro. Volvieron como salieron. Nunca buscaría fuera lo que tenía dentro. Ella empezó a llegar tarde los martes.



lunes, 18 de julio de 2011

Ilusión evaporada

Un mago del escapismo siempre encuentra la oportunidad de manejar vivos, los hilos transparentes que le unen a la realidad de las ocasiones manifiestas.
Ese día se presentó a una escaramuza sin el aderezo previo, dada la importancia de esta. No pudiendo evitar que una lágrima se escapara en un acto, por primera vez no previsto.
Toda la fuerza y sentido de lo intrínseco, se agolparon frente a él, no pudiendo mantener la respiración al cerciorarse del tiempo perdido en inventar caminos secundarios.


jueves, 14 de julio de 2011

Memorias de una noche "casi" perfecta

Todos los ingredientes de una noche de verano, se juntaron para proveer a mis sentidos, de la forma y el fondo que cualquiera hubiera firmado: Unas almas cercanas, tanto, como para desinhibirme y mostrar todo lo que me une a la vida que he elegido. El mar, tan presente que es uno más de nosotros y se atreve a jugar con su compañera luna, en un baile que nos implica a todos. Hasta el azar me sonríe con un guiño al destapar un majestuoso poker de reyes. Todo, y cuando digo todo, -me dejo llevar por esa música que me impregna de hedonismo natural-, reúne las condiciones soñadas antes de la cita.

Mi chica desde la orilla me hace guiños, ya borrosa, para que me acerque a sus poros receptivos. Yo ya no estoy. Me quedé atrás o bien me fui, dando salida a mi otro ser que esperaba impaciente a que alterara químicamente mi cuerpo. El resto me lo contaron a la mañana siguiente.

El destino se escribe con decisiones, y a mi me sobró una de ellas para que la noche fuera perfecta.


martes, 12 de julio de 2011

Relax

Entro en un estado letárgico, de una calma y paz sin igual, al que me abandono varado y desprotegido a tu suerte, a tu vida, que hoy hago mía. Respiro tu aire y veo a través de tus ojos. No sé donde me llevas pero me dejo arrastrar en una pausa interminable con vistas a espejismos que parecen casi reales.
Es una mañana de sol, mar y salitre que nos tiene atrapados en una magia olvidada por toneladas de obstáculos, inventados en ocupar esas horas que nos pertenecen y nos empeñamos en tirar.



Palabras

Invirtió una paciencia infinita en buscar un motivo en el que asentar su idea de que estaba herido. En un lugar de su cabeza, ocultas, muertas de pena, arrinconadas, estaban todas las letras. Olvidadas entre ruidos y discusiones. Nadie las limpiaba y ponía bonitas para salir y expresar palabras, frases. Cada oportunidad perdida, era lastrarlas de suciedad, omitiéndoles la vida, para lo que habían sido creadas.
Localizada la herida, abrió los ojos, expresó una enorme sonrisa, haciéndose verbo.


viernes, 8 de julio de 2011

Sobrevivir

Eran días sumamente confusos. Todos sus valores y pautas anteriores se diluyeron como un reflejo. Los estímulos y demás herencias, volaron. Asustado, se declaró en rebeldía consigo mismo y en un acto de supervivencia se encomendó al único cabo que encontró disponible: el instinto.


jueves, 7 de julio de 2011

Raza

Mi abuelo era una persona de "raza", curtido en mil batallas del día. La noche era para dormir. De palabra breve y bien aprovechada. Jamás acompañó la comida con agua. Como él decía: "¡el agua es para lavarse y algunos marranos que hasta se la beben!". Se dormía en un viejo sillón desde que murió la abuela, abrazado a su botella de tinto añejo. Nunca demostró afecto. Esa noche durmió asido al pañuelo de novio. Nunca despertó.


domingo, 3 de julio de 2011

Asociación independiente

Me encanta tu país pegado al mío.

Cruzar emboscado fronteras invisibles sin apenas cerciorarte de que estoy dentro.

Jugar atolondrado con tus paisajes, provocando relieves desconocidos en sus alturas.

Mi norte es tu sur enredándonos para siempre en el vértice de nuestras diferencias.


jueves, 30 de junio de 2011

Batalla pactada




En el suave despertar se encontró cubierto por la pleamar del sudor compartido, envuelto en olores deseados y márgenes derribados; restos de una épica batalla que jamás habría ganado. El ruido de la ducha y la billetera vacía le certificaban que no era un sueño. Los mercenarios esta vez eran aliados.

Mercado de valores

Víctima y esclavo de mis excesos, caminaba por rutas desconocidas, buscando una poda urgente que me llenara de paz. Una rebelde ansiedad tiraba de mi con toda la fuerza de lo inmediato.
Encontré un bazar peculiar, donde se compraban y vendían artículos no materiales. Busqué en la "v" de voluntad, comprando cien gramos.  Probé unos gramos bien diluidos de paciencia. Intenté desprenderme de una porción de adrenalina y algo de locuacidad, ahora que no la utilizo tanto. No fue posible, los excesos son como animalillos silvestres, corretean por el bosque, libres en esa aventura que es vivir.



martes, 28 de junio de 2011

Tal para cual

Y se juntaron por segunda vez. Se perdonaron todo. Creían haber madurado lo suficiente para aceptarse tal y como se habían soñado. Y hubo una tercera, y una cuarta vez... es como si necesitaran de esas pausas, que dicen, inventan los ángeles para aquellos que aún siendo libres, necesitan ser amados, solo una vez más, para que alguien les haga sentir únicos.





lunes, 27 de junio de 2011

El sonido del tiempo

Una leve brisa ha comenzado, suena el tintineo de las hojas secas arrastradas por las calles. Vuelan, imprimiendo su marcha, en el último intento de estas por volver de donde cayeron. Anuncian que la brisa ya es viento. Es el sonido del tiempo, que pasa en su imperturbable avance delante nuestro, avisando de su presencia.
Llegará el día que no lo perciba. Será el tiempo de los hijos, de los nietos. Y seguirá su curso hasta el interminable fin de los días. Pero ese sonido ya pertenece a otros.



domingo, 26 de junio de 2011

Conducir

Todos los días, mi mano acaricia tu lomo, hablamos, y tú me escuchas a sabiendas que los límites se traspasan para despertar los sentidos. Juntos, desafiamos las leyes físicas a una velocidad que el mundo puede esperar. Mis ojos se abren en gran angular, excitando el sistema nervioso que tensa el pálpito de mi corazón, arrastrándome a un vértigo que me empuja a seguir. Los espacios son oportunidades abiertas a un azar calculado en destellos de ficción.
Esa danza de vida y muerte, baila sin ser vista en espera de un final. Ella sabe, que siempre queremos más...


viernes, 24 de junio de 2011

Dignidad

El miedo caló en ese instante único en el que todo está perdido ¿Una huída hacia delante? -pensó él- y mirándola con ojos cómplices intentó transmitirle toda la entereza que supo atrapar en una mirada intensa, llena de compasión y amor, antes de salir de la consulta.
Como la retirada no estaba en su argot, resolvieron vivir sus últimos días con la dignidad de dos almas en paz.
Y créanme, lo mejor siempre puede estar por llegar...


jueves, 23 de junio de 2011

Ocaso

Conforme el jardinero se acercaba amenazante con esas enormes tijeras, como poco, sintió miedo. Era época de ajustes en el jardín. Intentó huir, olvidando que sus raices habían penetrado profundamente en aquella tierra.
Ya no era aquella semilla viajando alborotada en el viento, ni esa flor que jugaba con las abejas fecundando todo su alrededor. El riego diario exigía la poda anual. Aunque esas grandes tijeras brillaban como el último crepúsculo que se cuela en una mañana de intensa luz.



miércoles, 22 de junio de 2011

Pulsar

En un intento de pactar con el tiempo, ajustó tres relojes: El de cuarzo, sin ningún tipo de mantenimiento, perfecto en dejarse llevar, el automático que se alimenta estrechamente del pulso vital y el de cuerda que es heredado y simboliza su atavismo. Ahora, no sabe que hacer, marcan horas diferentes y solo le apetece seguir el que mantiene su ritmo.