jueves, 25 de agosto de 2011

La otra vida

No entendía por qué disfrutaba felizmente con los suyos, y sentía que faltaba algo. A la vuelta de vacaciones sonrío al encender la pantalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario