jueves, 4 de agosto de 2011

Elegancia

¡Qué placer verte caminar! si es que se puede llamar así, al ritmo cadencioso y ágil que le imprimes a esa leve prenda que revolotea tu figura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario