lunes, 15 de agosto de 2011

Privilegios

En la piscina particular del banquero, el líquido que chapotea es el sudor ajeno exprimido meticulosamente. Mientras... bebe un cóctel de sangre recién extraída, rica en minerales y nutrientes contra la compasión. Las toallas son de piel natural de subordinado dócil, adaptables en cualquier superficie. Su burbuja sigue estanca bajo el mismo cielo que nos cubre a todos, sólo que a él, el seguro le permite un sol radiante que elimina cualquier atisbo de tormenta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario