jueves, 4 de agosto de 2011

Siempre... te estaré esperando

Cierro los ojos y me dejo acunar por el movimiento oscilante de las aguas. Frío y sereno, espero con alegría un rescate que nunca llegará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario