jueves, 4 de agosto de 2011

Nadar en ti

Me acerco tanto a mirarte, que caigo resbalando por tus pestañas, dándome un interminable chapuzón en tus maravillosos ojos con sabor marino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario