miércoles, 3 de agosto de 2011

Excusas para no viajar

La profundidad del horizonte marino y los primeros turistas en llegar, agrandaron el ancla que le mantenía varado a esa playa: su propiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario