miércoles, 24 de agosto de 2011

Sin vuelta

Toda esa vida que le rodeaba, se fue diluyendo. Y con ella el verano, el otoño, y todo lo que le quedaba por decir. Ese día... no pudo volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario