miércoles, 3 de agosto de 2011

Dichosa tranquilidad

Despidió hasta el último de sus vecinos, pañuelo en mano ¡Disfrutad por mi!
Pobre, pasará el mes en una ciudad completamente vacía y sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario