sábado, 13 de agosto de 2011

Dar y recibir

La amante se desborda como un río alegre llegando al mar. El amado recibe en silencio todo lo que desea, lo que intuye y sueños por venir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario