miércoles, 17 de agosto de 2011

Nada de nada

Al acostarse aún lo tenía claro. Ya, recién levantado, miró a ambos lados, consultó las ganas, y ante tanta oferta, optó por la decidida nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario