martes, 4 de octubre de 2011

Hechizo de atracción

Vestida con sus mejores galas, pasea, como una diosa acuosa, sublime e inaccesible.
Su magnética luz penetra por la ventana entreabierta hasta acariciarme; me seduce a visitar el exterior y, con caminar hipnótico, me guía hasta el edificio más alto donde descubro que también te ha enviado a ti. Sin hablar, casi sin respirar, cogidos de la mano, observamos una Luna inmensa, testigo excepcional de dos almas que han acudido a una llamada silenciosa, un hechizo de atracción y un gélido abismo sin retorno.


Escrito por Vanadis y 21  (Publicado el 19-05-2011 en 280 y punto - Relatarium)




No hay comentarios:

Publicar un comentario