jueves, 1 de mayo de 2014

El principio

Y se dejó llevar... ni la marea, ni el cansancio, ni la suegra, consiguieron que volviera a tierra. Todavía hoy, se escucha nítidamente su risa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada