jueves, 24 de febrero de 2011

Rapto del tiempo




Esta vez... ¡Sí, había nacido donde ella quería! Después de probar en varios continentes y diferentes razas.
Sus caprichos habían costado muchas vidas al resto de la humanidad. Sus amigos le llamaban diosa y era especialista en el rapto del tiempo, porque no sabía que hacer con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario