miércoles, 23 de febrero de 2011

¿Celos o machismo?



¿Donde narices vamos? dijo con voz grave.
¡Al centro comercial, ya lo hablamos antes!
¿Y para ir allí, tienes que vestirte de esa forma?
¡Ya está bien de no poder ponerme nada, por que tú creas que todo el mundo solo tiene ojos para mí!
Dos vueltas de llave, consumaron el rapto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario