martes, 22 de marzo de 2011

Sígueme

Siempre seré así. Me forjé en las callejuelas, correteando entre descubridores de vida, ilusionistas anónimos. Aprendiendo cada minuto de vida, con las prisas que empuja la curiosidad, con la colaboración y sombra de mi hermano mayor, siempre al acecho, como el escudo infinito que te protege hasta de ti mismo.
Siempre seré así. Cuando no sepas porqué sonrío o ese gesto sombrío, únete a mi, no te arrepentirás, será el principio de otro capítulo. En los amigos es donde reside esa esencia que contiene como se aprende a vivir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario