miércoles, 9 de marzo de 2011

Frivolidades

Dos farolas, discutían a altas horas de la madrugada. Como sus creadores, se afanaban en demostrar cual era más útil y admirada. La pequeña, clásica, de forja, cercana al suelo; enfocaba una sombra más intima, cercana. La grande, majestuosa y futurista, proyectaba siluetas en varias dimensiones, sus tres focos daban una perspectiva interesante aunque mucho más artificial. Un perro que pasaba por allí, zigzagueando, logro orinar en ambas bases, silenciándolas. El alba, remató, dejándolas ciegas.



5 comentarios:

  1. Desde luego a veces nos ponemos a discutir de cada asunto que sólo nos ha servido para perder el tiempo o para perder algo de espíritu positivo. Buen recordatorio Daniel! Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Con todos los buenos ratos que se pasan en armonía, ¿verdad?. Qué alegría me has dado al verte por aquí. Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Una fábula preciosa y muy acertada (creo recordarla de Eskup, ¿es así?). La fotografía también es una pequeña maravilla.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Mirina. Es de relatarium. Las fotografías o dibujos, veces me cuesta encajarlas. Es diferente cuando creas un relato a partir de una imagen que cuando quieres colocarla después de lo escrito y no encuentras la apropiada.

    ResponderEliminar
  5. La sociedad de consumo, la lucha de poder, las clases sociales, superar al prógimo, ser mejor que... Al final todos bajo tierra comidos por los mismos gusanos.

    ResponderEliminar