martes, 29 de marzo de 2011

Déjate seducir... es un juego

El arte de la seducción, como idioma nativo expandido hasta límites diáfanos de la lucidez más densa.
El deseo hecho bandera hasta hilar con suave perfección, el traje más cómodo donde sentir vestido el capricho hasta sus últimas consecuencias.
Un pequeño descosido y vuelta a empezar.
Hasta que consiga un traje a medida de mis pensamientos, a la altura de tus sueños; sintiéndonos cómodos ambos, en el infinito juego de ceder y tomar aquello que solo corresponde al mundo de los secretos








Publicado el 28-12-2011 en la revista digital, La Esfera Cultural.

Pinchad aquí...  http://programalaesfera.blogspot.com/2011/12/dejate-seducir-es-un-juego.html





4 comentarios:

  1. Cada día dudo más del traje perfecto. Cuando lo pones por primera vez todo es perfecto. Hasta el rascar de la etiqueta parece una caricia. Luego, con el tiempo, el tejido cambia de textura y empieza a apretar sintiéndonos incómodos,ahogándonos. La maldita etiqueta te forma un sarpullido que acaba en herida sangrante. Te quitas el traje y te sientes bien desnudo, sin nada, tu solo. Pero ves otro taje nuevo y... que bonito es y que suave tacto...

    ResponderEliminar
  2. Es una descripion preciosa, de los sueños que nos envuelven, como si todo pudiera ser fantástico, buscando las medidas.

    ResponderEliminar
  3. Nadie dijo que era fácil este juego de seducciones, ¿verdad, Cormorán?. En ello reside su magia, ese encanto que te envuelve e impregna todo tu mundo hasta hacerte vivir solo para culminar un instante. Transcurrido este, ya estamos cosiendo una nueva red, para el siguiente instante...

    ResponderEliminar
  4. En realidad es una descripción de la mente de un seductor que toma este arte como una obligación y siempre va más allá de su propia voluntad.
    Gracias por tu comentario, Josefina.

    ResponderEliminar