viernes, 11 de marzo de 2011

Otoño en el Sur

El Sur es extremo. La luz es más intensa y la lluvia no es tímida, no chispea, ni llovizna. Los elementos son como los sentimientos, se muestran con todos sus excesos. El estío avisa de su marcha con tres días intensos de agua, es el llanto de nuestra melancolía recordando días interminables y tiempo libre a borbotones. Las noticias tienen rostro de muerte, las riadas suceden una vez más. El agua pasa con el título de propiedad, dicen los ancianos. Bienvenido Otoño.



5 comentarios:

  1. Me gusta ver las ramblas asi : revueltas y libres.

    ResponderEliminar
  2. Las ramblas de Cartagena revueltas y libres

    ResponderEliminar
  3. Te gustan así, pero de lejos, que no te afecten. Como los que miran desde arriba en la foto con el coche bien aparcado a buen recaudo.

    ResponderEliminar
  4. Al ser humano, se le olvido un día que Dama naturaleza era infinitamente más potente que él y que toda su vanidad.
    Así que sean los que sean, a los excesos de esa Dama, se le deben mucho respecto, al fin de comprender correctamente el mensaje que nos transmite. Mirar con distancia las ramblas, me parece ser un buen medio para protegerse, constatar y aprender.

    ResponderEliminar
  5. En el Sur, como en el Norte los excesos son humanos. Su avaricia infinita vende a prógimos por dos reales. ¡Vendo barato! aunque luego salga cara la compra. Cambios climáticos, racalificación de terrenos, movimiento de cauces...todo vale para avivar el mercado.

    ResponderEliminar