viernes, 17 de junio de 2011

Futuro

La alegría natural es un sentimiento único y transgresor, que cuando te atrapa en ese inmenso abrazo de vida, obliga a tu sistema nervioso a soltar cerrojos y contraseñas, relajando tu mente cansada y disfrutando libremente... por fin, de los caminos elegidos entre valles de azar y cordilleras de sueños.

Esa ola de mar, limpia y fresca, de luz y color, me ha golpeado de lleno. Sin previo aviso me ha desenredado los nudos que el tiempo y los miedos habían tejido como una trampa en el camino de un hombre libre.

El horizonte está lleno de nubes, espejismos y mentiras, que han fabricado otros, al construir los atajos que creen que les llevarán lejos de la borrasca. Con todos los sentidos intactos y con la verdad como bandera, ondeo firme para unirme a todos los que creen que lo esencial nunca ha cambiado ni lo hará.

Ánimo, caminemos pues...


6 comentarios:

  1. Un bello texto, 21, optimista y esperanzador y sobre todo, muy actual y realista. Me ha gustado mucho. Enhorabuena y sigamos caminando…

    ResponderEliminar
  2. Gracias por esta invitación tan prometedora de futuro, Daniel. Precioso texto.
    Un beso.

    Sara Lew

    ResponderEliminar
  3. Esto seria algo así como auto-insuflarse optimismo: un poderoso escudo contra la información gris que nos llega en estos días de incertidumbre.
    Muchas gracias por tu visita, comentario y por ayudar en lo posible a que el camino sea más lúcido.

    Un sincero abrazo, Mirina.

    ResponderEliminar
  4. El futuro es nuestro, Sara y como tal así lo tenemos que sentir y transmitir. Alguien esta intentando quitárnoslo. Si tod@s miramos en la misma dirección, es posible que la defensa de este, sea más poderosa.

    Muchas gracias a ti, por esa forma de dar, incombustible y natural, por ser en definitiva... tú.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me han llegado al alma tus letras...
    Espero disfrutar de esa alegria con más frecuencia. Lamentablemente hay mas días nublados que con sol.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Qué mis palabras te lleguen tan dentro, es fácil, debido a nuestra empatía. Qué lo hagan a lo largo de tantos años es un lujo para mí.
    Ya sabes que tengo los dos extremos y conocerlos es una muestra palpable de una amistad tangible.
    Muchas gracias por tu visita, Luis.

    Un abrazo

    ResponderEliminar