sábado, 30 de abril de 2011

¿Mala suerte?

Una regular secuencia de malentendidos se suceden sin parar en mi destino.
Cuando pienso que una tregua me haría disfrutar de un instante de paz, vuelvo a caer en el mismo error una y otra vez.
Los hilos que me unen con el mundo se quiebran uno tras otro, tambaleándome hasta dejarme inmóvil.
En el suelo, vencido, observo donde asirme.



No hay comentarios:

Publicar un comentario