miércoles, 15 de agosto de 2012

Streeper

Sin ningún tipo de pudor, y solo vestida con algún ungüento, y uno de los cuatro tigres en el armario de los que dispone. Camina dispuesta a apagar ese fuego que nos consume. La piel animal no hace sino provocar más lujuria si cabe ¡Qué lástima que el decorado, solo sea una escena profesional!



No hay comentarios:

Publicar un comentario