martes, 14 de agosto de 2012

Odiosas comparaciones

Dejándose llevar por la curiosidad, no pudo evitar las comparaciones odiosas entre el gancho de una percha de su pareja y ese nuevo huésped que se había acomodado en su casa. No sabía bien quién era, pero su gancho era tan... que sus más íntimos deseos empezaron a desatarse...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada