lunes, 9 de mayo de 2011

Dilema



¿Qué sucede antes: la acción o la palabra? La acción es inminente, a veces confundida, otras descerebrada hasta hacerse mayor y ser calculada. La palabra asalta, se retiene, guarda, hace guiños de mudez, atropella sin avisar y se agolpa hasta hacer cola. Unos, disfrazan de palabras una acción; otros, la acción la justifican con palabras.
Acabo de salir del médico y me ha dado malas noticias. No sé por donde empezar. Tengo poco que decir y mucho por hacer.

6 comentarios:

  1. Hola, Daniel "Veintiuno". Sorprendente final, después de los recovecos de la disertación inicial. Me ha gustado.
    Veo que vas a uno por día, ¡sorprendente capacidad!. Que sigas así de activo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, llegué a tu espacio a través del blog de Sara, en verdad escribes muy bien, así que, si no te molesta, voy a seguirte.
    Te dejo un abrazo desde HD, en Argentina.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este texto, Daniel. Esa reflexión inicial para llegar a ese final sorprendente. Estupendo. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Es el pensamiento, que como bién me dijo nuestra común amiga, Rubiadebote, es el comienzo de todo antes de hacerse acción o palabra.
    Ahora que tengo tiempo lo puedo hacer, más adelante no sé. En cualquier caso es un placer tenerte por aquí. Un afectuoso saludo, Luis.

    ResponderEliminar
  5. Bienvenido, Humberto Dib. ¡Cómo me va a molestar tu visita! Espero llegar algún día a tener problemas de espacio y tiempo en saludaros y compartir con todos mis historias y divagaciones.
    Muy amable, Humberto. Ese vínculo es un gran trabajo de Sara que hace por los demás. Todo suma.
    Un abrazo, Humberto.

    ResponderEliminar
  6. Las decisiones importantes, provocan dudas y necesitan precisamente, reflexión, antes de embestir con una salida.
    Gracias por tu visita, Sara, otro beso para ti.

    ResponderEliminar