domingo, 22 de septiembre de 2013

Fin

La esencia, duerme esquiva en un rincón del alma, hasta poder habitar de nuevo, hasta cerciorarse que has desaparecido...

2 comentarios:

  1. Muchas gracias, Aniagua. Por el comentario y por tu visita.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar