martes, 15 de mayo de 2012

El origen

Dicen que cuando Cronos expulsó a Zeus del Olimpo, este, dejó caer una lágrima entre amarga y canela, prendiendo de luz una costa privilegiada por los dioses. El sureste de una península que el tiempo la denominaría: Ibérica.
Los siglos han dibujado en su piel, escenas únicas que el tiempo olvidó y, con él, a los hombres y mujeres de esta esquina que, cansada de vivir, se reinventa una y otra vez para no perder su memoria. 
Es mi tierra... la que me vió nacer y de la que formo una indivisible parte. Orgulloso y altivo, reclamo mi origen, del que nadie me puede confundir mientras mi voluntad flirtee con legiones romanas y la leyenda de Anibal.
Sus pesadas espadas me marcan que todos los caminos son posibles, con hermosos escudos combatiendo a todos los vientos, nacidos estos, en aquellos confines donde los dioses sueñan con ser humanos y perecer habitando el corazon del universo.
Es solo un trozo de tierra más, pero... su longitud y latitud las llevaré siempre escritas en el alma.







6 comentarios:

  1. Ese trozo de tierra, con sus coordenadas escritas en letras sobre la piel, de alguna forma son nuestro estandarte.
    Pasan los paisajes ante nuestros ojos, la dirección de nuestro DNI, el idioma que hacemos nuestro, pero la " patria chica", esa, nos acompaña siempre.
    Un buen punto de partida y de retorno.
    Me gustó.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mi buen amigo Daniel. Te entiendo y así lo siento como tu muchas veces, aunque me resisto a ello. Trato de concebir un mundo sin fronteras y sin banderas, sin nombres y apellidos, un mundo de todos y para todos donde el respeto séa la única condición.

    ResponderEliminar
  3. Una lágrima entre amarga y canela. Ahí hay un escritor. Como te digo en mi blog se te echa de menos en este mundillo de escribientes. Pero aun con intermitencias en tu presencia sabemos apreciar tu amistad, siempre exquisita. Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Como de si un cordón umbilical invisible se tratara, aunque nos movamos por el mundo, siempre estamos unidos a ese pequeño punto que nos vio nacer, especialmente si nos sentimos identificados con él.

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hermosa tierra y buenas letras para describirla.
    Un saludo, Daniel

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Ángel. Todo un halago viniendo de ti.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar