jueves, 1 de mayo de 2014

Desaparecer

Se dejo ir, aún a sabiendas de que no habría otra oportunidad. Sin despedirse ni tan siquiera de sí mismo. Nadie lo ha vuelto a ver, aunque algunos sientan su presencia.

Individualidad intrínseca

Desde esta soledad, todo es más frío y oscuro. Exige más esfuerzo. La posibilidad de ser original, sustituye cualquier opción de éxito compartido.

Personal e intransferible

Y el tiempo no cesa de pasar a tu lado, con todas sus horas mirándote a la cara, recordándote, que cada una sola vez, no vuelve nunca.

Incondicionalmente

Sus palabras evocaron múltiples contradicciones: solo encontró una forma de amarlo, mil maneras de odiarlo y toda una vida para intentarlo.

Reconocimiento

Y es ahora... en la distancia,
cuando oigo nítidos tus esfuerzos,
como ecos que rompen las fronteras,
que existen entre ambas orillas

Aprender

Imagino días tranquilos y los veo. Pienso en ti y estás. Todos mis errores me han traído aquí, sumergido en el laberinto de creer.

Los extremos

El principio y el final, se rozan en un bucle destinado a la secuencia. Hasta entenderse en un abrazo infinito, rebosante de paz.

Creatividad

El hambre es insaciable y no hablamos de alimentos, sino de espejismos que se alzan ante mi, con formas dibujadas con mi propia mano.

Claridad

La consciencia dominó todos los sentidos. Justo cuando cesó la tormenta de miedos, el trayecto soñado tomó forma y, por momentos, pude verlo.

Coordenadas

El deseo es efímero. Sucede aquí y ahora, no puede esperar. En la regularidad del mismo es cuando te conocí. Por eso no puede durar siempre.

El principio

Y se dejó llevar... ni la marea, ni el cansancio, ni la suegra, consiguieron que volviera a tierra. Todavía hoy, se escucha nítidamente su risa...