martes, 31 de diciembre de 2013

Excesos encadenados

Entregado a la noche, como el amante desatado. Necesito la sinrazón que intuye el alma atormentada, donde me pierdo, una vez más...

Instantes

Disfrutar de un momento único está íntimamente relacionado con nuestro estado de ánimo y la aptitud para percibirlo ¿cuántos estás dispuesto a perder hoy?

Mi otro yo

Estoy deseando conocer a aquel que dicen que soy, el mismo que todos los demás parecen conocer y nadie ha tenido el gusto de presentarme.

Soñar despierto

Cabalgando la noche, seduce, olvidando las sombras de su rutina. Huyendo de sí mismo, única opción en aprender otras formas de vida.

Miedo a vivir

Cuando el miedo jugó a disfrazarse de tiempo, nos robó nuestros mejores años.
En las esperas, erigimos una vida entre rescoldos que perduran...

lunes, 9 de diciembre de 2013

Noctámbulo

La medianoche está aquí, por fin puedo salir. Liberado y fresco, me entrego a la soledad elegida, como un bálsamo que ahuyenta falsas luces.

Esencia

Fue acostando una a una a todas sus copias, hasta que se quedó solo frente a la inmensidad de saberse único. Los límites, habían desaparecido.

Caminos

El miedo me cogió ventaja, exactamente, en la esquina donde termina un día y comienza otro. He de inventar un nuevo recorrido para cruzar la calle.

Domingo

Y al séptimo día descansó. Sin la máscara de cotidianidad, la soledad reina omnipresente haciéndose dueña de todo el artificio que fabricó el resto de la semana.

Los límites

Benditos excesos. Siempre aparecen en el rescate de un alma perdida, varada en puertos anónimos y por tiempo limitado, vuelven a calentar el duro invierno.

Creatividad

¿Si la pasión es tan fuerte, por qué se esconde tanto. Acaso no te motiva elevar tu máxima expresión, sin matices ni sombras innecesarias?

Fidelidad

Nunca me pidas que luche contra mi mismo. En cualquier momento puede aparecer aquél que es capaz de todo. La libertad nunca puede ser negociable.

Esperanza

Acuérdate de hoy, aunque no se lo merezca, dale otra oportunidad. Mañana tendrá un motivo, que ya es mucho. Levanta la mirada, observa y busca, merece la pena.