viernes, 30 de septiembre de 2011

Perseguir un sueño

El día que la rutina, la infidelidad, el hastío y todas las caras de la uniformidad más hueca, les acorralaron, huyeron en un viaje en todas direcciones, tanto en la distancia como hacia dentro. En el extranjero vivieron otras experiencias. El contacto con otras formas de atrapar la vida, les reinventó. Fueron capaces de recordar el por qué un día decidieron compartir sus sueños.
Todas las mañanas, al levantarse, comprobaban que ya no visualizaban sus límites. Ya no tendrían que esconderse, el uno del otro. Ya no más mentiras.
Un día se les olvidó regresar; el sueño individual les raptó y fueron a buscarlo por separado. El destino es implacable con los anhelos sin domesticar.



martes, 27 de septiembre de 2011

Mi amiga, mi musa...

Surgiendo de la nada, apareció sin más. Y levantó del suelo donde, escondida, yacía mi derrota.
Me regaló sonrisas y hermosas palabras. Me enseñó a tutear al tiempo y a dominar la pasión. Hizo del castigo una experiencia inolvidable para volver a sentirme grande.
Mi musa es mortal, habla mi idioma y sufre como yo. Le debo tanto... que ahora que sufre en silencio, no sé como ayudarla... y necesito hacerlo.
A diario le dedico un beso, y aún así, no la siento.
Pero me enseñó bien, la espero...




lunes, 26 de septiembre de 2011

Luna de otoño

Esta noche hay luna llena. El otoño la ha solapado. Es una luna de agua. La última, hace exactamente 28 días era de fuego, como corresponde a agosto. Barbacoas, baños nocturnos, música envuelta en mojitos y caipirinhas. Sentimientos fugaces. Esta es diferente. Húmeda, con aire de melancolía, olor a tierra y calles desiertas.
Para mí, es igual. Continuo estando solo.




sábado, 24 de septiembre de 2011

Incendio descontrolado

Tus ojos me buscan. Chisporrotean a ráfagas, elaborando señales secretas de un cuerpo encendido. El deseo vuela libre desde la cárcel del deber. Adopta secuencias que ni tu misma puedes entender. Mis sentidos viajan amotinados y sin patrón. Todo el submundo que alguna vez dejamos crecer, aflora sin ningún tipo de control. Lejos de cualquier razón, respiramos profundamente, dando aire a ese fuego que prende la felicidad más inconsciente. Nuestras parejas acechan el motín.




viernes, 23 de septiembre de 2011

Otoño o el Sol entrando en Libra

Estaba finalmente pasando. Toda esa vida que le rodeaba, se empezaba a desmoronar. Empezábamos otra estación y, esta vez, coincidente con el profundo olor a tierra mojada.
Percibía como iba perdiendo parte del lastre que lo cubría. Como hojas de los árboles, abandonando su origen, conforme se está alejando nuestro Sol.
Son momentos de vida interior; el único refugio de la soledad más fiel.




martes, 20 de septiembre de 2011

Desaparecer

Poco a poco los invitados iban llegando con las caras más imprevistas que pude haber imaginado. Ni tan siquiera tuve la más pequeña posibilidad de intervenir. Todo lo que alguna vez hubiera podido ser, ya solo estaba en la mente de unos pocos.
Se trataba de una fiesta, como siempre había deseado que fuera. De esfumarme, como cuando el azar disipa el tiempo.
Han venido algunos que no esperaba y otros que nunca vendrán.
Voy a escucharlos...
Ahora que estoy preparado para oir lo que nunca se oye, pero se dice, como si nuestra boca también hablara hacia dentro. Son nuestras palabras calladas, silenciadas y olvidadas. Las que se llevó el miedo.
Morirse es un final, mismo como al nacer. Venimos de la nada. Es un cambio de origen, y como tal, un nuevo comienzo.




lunes, 19 de septiembre de 2011

¿Hacemos un trato?

Solo te pido un alto... y que no empieces aquello que no sabes si podrás terminar. Nadie te obliga a nada. Eso si, en el momento que me des tu mano, nada podrá romper este acuerdo. Dos personas habrán llegado a un trato donde el honor está muy por encima de cualquier firma, y esa palabra dada supedita cualquier circunstancia. Recuerda que el alcohol te abandonará y la conciencia volverá a su casa.
Vuelve a pensarlo hasta que lo tengas claro, y cuando eso suceda, lo analizas desde el punto de vista de tu familia, y más allá de todo, lo vuelves a madurar. Será cuando nos miremos a los ojos y al juntar nuestras manos el trato estará irremisiblemente cerrado.




domingo, 18 de septiembre de 2011

Mamá tiene un amigo

Hoy he conocido al amigo de mamá. Es joven, simpático y muy amable con nosotros. Juegan con sus pies debajo de la mesa. Es como si ellos fueran los niños y su escondite es de mentira, siempre se delatan y acaban por encontrarse. Ella sonríe más que nunca y eso que tiene que estar cansada, por que se ha tirado en el baño toda la mañana. Huele muy bien, quizás porque sabe que él se acerca continuamente.
Papá esta de viaje y me ha dicho que vendrá a darme las buenas noches. Él si que sabe taparme.




miércoles, 14 de septiembre de 2011

flema consciente

El domingo se va desplegando a un ritmo aún más lento del habitual. El calor ralentiza cualquier acción. Pienso en el desorden natural, en la tendencia al caos, en la necesidad de aplicar un trabajo para que todo fluya en armonía. Será mañana, hoy me sumerjo en la incoherencia.


... más absoluta. El espíritu varado en un mundo ingrávido, libre de conciencia, donde el tiempo da una tregua imaginaria espaciando los minutos. Y todo sigue igual. Me he bajado de mi mundo para observarlo en su totalidad con esa mirada inconexa, completa, que solo puedo darme hoy.


Necesito una segunda mirada para abarcar la complejidad de esta realidad que nos limita y encadena. ¿Dónde está el conejo blanco? Lo seguiría en su loca carrera en pos del tiempo y así, alcanzar el otro lado del espejo... Empieza a resquebrajarse la luna, démonos prisa...


Si, vayamos. Aunque no en aquella dirección, que ya sabemos donde empieza y tristemente como acaba. Tomemos esta otra, la observaste primero y el instinto es el mar donde reside la supervivencia. No dudes por favor, necesito que tus ojos alumbren esta, mi soledad mal calculada.   (*)







(*)  Texto escrito conjuntamente con "Damadeltablero" (en cursiva). Publicado en eskup el 26-27/06/2011
 

viernes, 9 de septiembre de 2011

Los colores del deseo

Se conocieron una tarde de invierno. La exposición era rutinaria, aunque mereció la pena. Un verdadero cruce de caminos entre dos almas jóvenes, libres y atrevidas. Su amor por la pintura les unió en vocación, el deseo hizo el resto. Cuando todo fluye, sus cuerpos armonizan al unísono de la pintura y resultan imágenes, que tú y yo contemplaremos entregados.
La pasión inicial, se consumió y los dos necesitaron nutrirse en otros bebederos. Aunque la otra tarde, en su aniversario, estuvieron largo tiempo haciendo el amor, de esa forma que ya solo recuerdas como un rumor. Al finalizar, todavía sudorosos, se entregaron a colores vivos e imágenes de otras épocas.




martes, 6 de septiembre de 2011

El sistema

Al pasar la hoja del calendario, se encuentra de frente con la más cruda realidad. Más estrecha que nunca, más voraz que siempre la llegó a imaginar, y encima está desarmado, transitando entre fronteras. Con las manos vacías y las ganas desplomadas. El sistema le acecha de forma incansable con unos mercados ciegos de gula, que liberados de cualquier justicia, comen hasta reventar.
Sus hijos le miran buscando un futuro y él solo puede invitarles a soñar, porque quizás... mañana, todo vuelva a ser como siempre debería de haber sido.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Boceto de una pasión

Ante la imposibilidad de sentir su calor, siquiera oirse, perderse en una mirada trenzada por vínculos invisibles, se construyeron un manto hecho de palabras y así, acurrucados bajo él, se fundieron en un sólo latir idílico. Protegidos de todo lo que les alejase de un sueño tejido por mágicos verbos; cada palabra palpitaba al ritmo de sus corazones febriles, separados en el espacio-tiempo por un hilo etéreo forjado con cariño, comprensión y una pasión contenida que nutría su relación lingüística.





Escrito por Vanadis y 21 (publicado el 06-01-2011 en 280 y punto - Relatarium)

viernes, 2 de septiembre de 2011

Punto y aparte

Y amaneció septiembre una vez más. Como final e início de una etapa. Y aunque el tiempo nos llena de ilusiones y estrenos por llegar, la tristeza echa raíces otro año más. Contínuas miradas retrospectivas se bañan en melancolía antes de avanzar en ese futuro de días por inventar y soñar.



La piel tiene memoria

En el último intento por retener el verano, recorrí aquello que el sol había grabado a lo largo de tu piel. Las rutinas y sorpresas, las risas y tus lágrimas, los orgasmos y silencios, las dudas y todos los excesos... La memoria de tu piel me hizo sentir de nuevo todo lo que cabe en un inolvidable agosto.