martes, 29 de marzo de 2011

Déjate seducir... es un juego

El arte de la seducción, como idioma nativo expandido hasta límites diáfanos de la lucidez más densa.
El deseo hecho bandera hasta hilar con suave perfección, el traje más cómodo donde sentir vestido el capricho hasta sus últimas consecuencias.
Un pequeño descosido y vuelta a empezar.
Hasta que consiga un traje a medida de mis pensamientos, a la altura de tus sueños; sintiéndonos cómodos ambos, en el infinito juego de ceder y tomar aquello que solo corresponde al mundo de los secretos








lunes, 28 de marzo de 2011

Vergüenza

Inmediatamente palideció. Sus ojos fueron batiendo uno a uno todos los rostros que le miraban. comprobó su expresión, intentando apreciar cambios de rictus. Tenía que improvisar un manojo de palabras aptas para rebatir un secreto, fulminante para su autoestima. Su novia acababa de confesar lo inconfesable, en público y sin avisar.


viernes, 25 de marzo de 2011

Las segundas partes nunca fueron buenas

Su vida estaba cambiado y sus preferencias movían registros hacia puertas entornadas o levemente cerradas en capítulos pasados. Arreglando su estudio, llegó a sus ojos un antiguo papel que ahora reconocía cargado de esperanza. Repasó cientos de veces la grafía de aquél número telefónico, tantas veces denostado y finalmente apartado en el sombrío rincón del olvido. Su semblante, marcó una mueca que invitaba a la complicidad.
Decidió no llamar, sabría donde encontrarla. Las sorpresas alimentadas en el hedonismo, dibujaban una actitud sincera, completamente libre.
Flores frescas y dos entradas al teatro, no fueron suficientes, para que una amalgama de fatalidad le impidieran verla una vez más.


miércoles, 23 de marzo de 2011

Dudas

Las decisiones no tomadas se arropan en el miedo y se visten en la duda. Su rostro adivinado en un cotidiano cruce de miradas. Una silueta tallada a fuego en su memoria, recuerda la ofuscación del deseo anulado en una voz muda, quebrada por la dicción silenciosa del vértigo de la incertidumbre.


martes, 22 de marzo de 2011

Sígueme

Siempre seré así. Me forjé en las callejuelas, correteando entre descubridores de vida, ilusionistas anónimos. Aprendiendo cada minuto de vida, con las prisas que empuja la curiosidad, con la colaboración y sombra de mi hermano mayor, siempre al acecho, como el escudo infinito que te protege hasta de ti mismo.
Siempre seré así. Cuando no sepas porqué sonrío o ese gesto sombrío, únete a mi, no te arrepentirás, será el principio de otro capítulo. En los amigos es donde reside esa esencia que contiene como se aprende a vivir.



lunes, 21 de marzo de 2011

Japón

Todo empieza allí... con un sol omnipresente la tradición rigurosa corteja la actualidad más contemporánea como mixtura divina. Un equilibrio invisible sostiene con paciencia heredada la herida cerrada de un orgullo dormido. Fascinado por movimientos precisos me embeleso en la armonía soñada del Japón.
Su herida se hace mía por dolorosa e injustificada. La naturaleza arrasa allí donde mejor la tratan. Hoy no me levantaré para dejar sordo el dicho que alumbra a aquellos que madrugan, castigados hasta la extenuación por una tierra que se despereza.



Discurso alrededor de una mesa

Antes de dar un último adiós, esbozó un saludo lleno de magia y sarcasmo. Todos se miraron entre atónitos y expectantes. Las muestras de amistad, no habían sido todo lo fructíferas que toda la noche estuvo esperando. Fue una velada, marcada por la ironía, con segundas intenciones. La única connotación visible fue el continuo aludir a palabras de Séneca. Él parodió la doctrina estoica y la mesa estaba llena de fortunas robadas. El último ataque fue allí, sentados. Su verbo los envenenó a todos.


viernes, 18 de marzo de 2011

Nuevo domicilio

Vivía a espaldas de reflexión. Mucho más lejos de lentitud. Moderación le caía a la izquierda y tranquilidad no recordaba quien era. Con esa sensación de vivir más cerca de realidad, pasaban sus días aceleradamente, sin tiempo de saborear los instantes que vida había reservado exclusivamente para él.


jueves, 17 de marzo de 2011

Los problemas crecen

Cuando lo ví estaba emboscado, en un rincón, a salvo de la responsabilidad de decidir.
Thssssss!... habla más flojo que me delatas. Están por todos sitios, espectantes, siempre te encuentran. Redujo su espacio hasta límites fácilmente controlables. Dice que los problemas son criaturas feroces. Si no le das cuidado de pequeños, se reproducen incontroladamente dañando tu alrededor.
Curioso, pareciese que me ha descrito a mis hijos. Cuando no les dedico su tiempo me rodean completamente y es cuando huyo despavorido.


Retroceder

La vida es una caja de sorpresas, (los años te enseñan que la experiencia y la paciencia, sustituyen a la astucia e inteligencia, que aunque menos frescas, si te dejan maniobrar son más fructíferas en campo abierto), la última de estas, me ha producido temor y fascinación a partes iguales. Como si se tratara de un tablero de juego, la última tirada de dados, me ha hecho caer veinte años y me ha reculado a una situación anterior, teniendo que revivir historias pasadas, con otro paisaje y los pies desgastados.



martes, 15 de marzo de 2011

La fuente de la vida

Entre pesimista y desesperado, accedí al consenso generalizado de mis amistades más cercanas y visité al psicólogo. Excepto en la presentación, me encontré más solo que nunca. Le pagué y salí todavía aturdido por el soliloquio absurdo que acababa de soltar.
Con un caminar estrambótico, puse rumbo al infinito. Calles extrañas y solo en medio de la nada. Levanté el rostro ante un haz de luz. Estabas quieta, sonriendo, como solamente tú sabes hacerlo.
El mundo despertó y la sangre volvió a mis ojos.


lunes, 14 de marzo de 2011

Certeza

Dicen que rápida, es la mejor opción para morir.
Yo te mostraré el dolor real, asido desde la certidumbre de la propia muerte.
A partir de ahora serás una sombra que nunca ha existido, con todas las metas sin cumplir. Ya no tendrás que preocuparte de un simple resfriado. Miles de esfuerzos diarios sin final. Es tiempo de pensar quién abrigará a tu esposa esta noche, mañana, dentro de diez años. Tú... no.
Le dejó respirar unos segundos y apoyando el cañón en la sien, le disparó a bocajarro.


domingo, 13 de marzo de 2011

Mi otro yo

Cuando uno se pierde, lo mejor es sentarse y esperar la vuelta. Algunos lo llaman: "vacío". Yo opto por el libre albedrío, aunque sea inoportuno, inconsciente y caprichoso. Cada uno sabe de sus armas, aunque si necesitáramos de todo el potencial personal, en estas circunstancias, seríamos carne de cañón.
Ya empieza a oscurecer y no ha vuelto, cada vez se retrasa más. Llegará el día que no vuelva jamás y yo me quede aquí sentado, como un chisme, siendo apartado en algún rincón oscuro y olvidado.


Quimera

Como todos los días: se duchó, afeitó, subió al coche y paró en la cafetería. Tomó un café bien cargado y unas tostadas. Se fumó un cigarro y entró en la autopista. Ya en la primera visita, cerró la venta magistralmente, sin esfuerzo. Había empezado bien el día.
El despertador, le recordó que no se había levantado. ¡Y claro, ya no se acordaba de nada del plácido sueño!, tendría que improvisar. Maldita realidad.


viernes, 11 de marzo de 2011

Otoño en el Sur

El Sur es extremo. La luz es más intensa y la lluvia no es tímida, no chispea, ni llovizna. Los elementos son como los sentimientos, se muestran con todos sus excesos. El estío avisa de su marcha con tres días intensos de agua, es el llanto de nuestra melancolía recordando días interminables y tiempo libre a borbotones. Las noticias tienen rostro de muerte, las riadas suceden una vez más. El agua pasa con el título de propiedad, dicen los ancianos. Bienvenido Otoño.



jueves, 10 de marzo de 2011

El poder de la mente

Desde el alba hasta donde los cuerpos no pueden más, estuvimos jugando a todo lo que osamos emprender y fuimos muy atrevidos. Al salir por la puerta lo hicimos de la mano, como siempre. Arreglados, perfumados e impolutos. La presencia era ficticia. Nosotros residíamos todavía en nuestros juegos, llenos el uno del otro, prolongando aquello que nuestros cuerpos no habían podido terminar.
Ese fue el ejemplo que puse a todos aquellos que asistieron a mi discurso sobre el extraordinario poder de la mente.


miércoles, 9 de marzo de 2011

Frivolidades

Dos farolas, discutían a altas horas de la madrugada. Como sus creadores, se afanaban en demostrar cual era más útil y admirada. La pequeña, clásica, de forja, cercana al suelo; enfocaba una sombra más intima, cercana. La grande, majestuosa y futurista, proyectaba siluetas en varias dimensiones, sus tres focos daban una perspectiva interesante aunque mucho más artificial. Un perro que pasaba por allí, zigzagueando, logro orinar en ambas bases, silenciándolas. El alba, remató, dejándolas ciegas.



martes, 8 de marzo de 2011

Excesos prescindibles

Prolongué la fiesta innecesariamente. Salí aletargado y me senté en el coche. Ví a personas queridas desgarradas. El murmullo me susurró todo lo que me queda por hacer. Un escalofrío me despertó. Sentado, con el motor en marcha, comprendí lo cerca que estaba de ser simplemente un recuerdo.


lunes, 7 de marzo de 2011

Insomnio

Toda una soledad. Coloreada con marrones de ansiedad. Ruidos leves, de interminable regularidad, acentúan una rutina que busca motivos en el fondo de una habitación.
Palabras vagas, estancadas en el filo de un alumbramiento vacío. Alimentadas por el hastío de no esperar nada.
La abstinencia del sueño en permanente lucha con el tiempo. Recuerdos en vigilia. Caminos... todos, en una misma dirección.
Mientras tanto, me mantengo despierto. Más no olvidaré quién me llevo a este doble fondo de un cajón.


Fantasías reales

El ruido de una puerta al cerrar, era el sonido deseado de todas las mañanas. Inevitablemente, con el corazón desbocado, acudía a su cita desde la mirilla a observar extasiado esos segundos efímeros que duraban todo el día. Cuando ella había desaparecido, abría lentamente la puerta y respiraba profundamente, llenándose de ese olor que deseaba más que nada en este mundo.
Su timidez enfermiza no le permitía un atrevimiento factible. Cerraba la puerta y volvía a refugiarse donde era grande y reconocido. Internet era toda su vida.
Una pena, si hubiese sabido que su adorable vecina buscaba una solución informática que reparase su conexión a esa vida virtual que él tan bien manejaba.


sábado, 5 de marzo de 2011

El sonido del miedo

En medio de la noche, además de oscuridad, no hay nada. Quizás lo que nuestra memoria recuerda, pero esto es intuición.
Eso pensó ella cuando despertó al oír un pequeño ruido, seco y corto, que le hizo dejar de respirar un instante. Espero contraída y expectante, pidiendo por favor que el silencio durara más que nunca, que el sueño la abrazara de nuevo esperando la mañana.
Sonó el despertador y preparando café observó la manivela rota de la puerta, sintiendo el pánico a plena luz del día.


viernes, 4 de marzo de 2011

Tigre doméstico

 
La mediocridad instalada en lunas sucesivas bajo el torpe caminar humano. Las distancias se prolongan confiriendo previsibles mis movimientos. Apostado en la rutina, tiento mi suerte sin reacción de cambio.
Busco sin descanso, un brillo que devuelva el origen encendido de mis ojos ,y con ellos un destino libre nunca extinguido.
El recuerdo felino me tortura con imágenes precisas, de tiempos mágicos bañados en decisiones espontáneas. Satisfechas en placeres ilimitados sin obsesiones de felicidad.
La transformación se ha hecho efectiva, tal y como imaginé en aquellos días que dejé que entraras en mi salvaje mundo y pusieras orden disfrazada de pasión. Ahora me despierto y te veo a mi lado, precio que he de pagar por habitar esta bonita jaula que sujeta mi esencia a un destino cualquiera.






jueves, 3 de marzo de 2011

Libertad de prensa

Eran días turbios en el olimpo. Apolo, no paraba de encomendar tareas a Mercurio. Este, siempre presto, iba y venía portando la información. A veces, para distraerse cambiaba palabras y el orden de estas. Casandra, -la ninfa más deseada por el dios de la belleza-, se enamoró de lo que un día escuchó por boca del dios volátil y quiso retenerlo allí, con ella. Apolo viendo que tardaba salió en su busca y al verlos juntos, enfureció de vanidad, disparando con su arco siempre certero y calló sus palabras para siempre.



miércoles, 2 de marzo de 2011

Rumbo de navegación

Podría ofrecer varios motivos para abandonar este barco:
-Desaparecer silencioso sin mirar atrás, mientras me difumino en la lejanía perdido en el olvido.
-Permanecer impasible, embriagado en la calma chicha, esperando un capitán que canalice una vida que no he conseguido gobernar.
Aunque opto por irrumpir como el viento norte en una huída hacia delante, rebosante de razones que me afirmen en el trayecto elegido, con velas henchidas, orgulloso de navegar un día más en aguas elegidas bajo un sol radiante.



Reconciliación

Si te quedas, te susurraré secretos al oído. Me esconderé en los recovecos de tus elipses. Acamparé en un rincón de tus sueños más prohibidos.

Si no te vas, me convertiré en la sombra de tu sombra, en guardián de tus horas y testigo de tus instantes, prometiendo solapar tus días.


martes, 1 de marzo de 2011

Días extraños

Envuelta con solo una sábana, camina descalza por el pasillo, dando pequeños saltitos. Las tostadas humeantes y el zumo de naranja la han despojado de un dulce sueño.
Me habla eufórica, colmada de proyectos e ideas nuevas para un futuro inmediato. Mi sonrisa viaja generosa y sorda. No consigo encajar una pieza defectuosa dentro de tanta felicidad. El destino es caprichoso. Hay días tan luminosos que interrumpir con sombras no ayuda a aplacar el tiempo.
Es Carnaval: días de jugar a ser otros, silenciando nuestras realidades en un paroxismo contagioso a la sombra de un disfraz.

El roble

En los jardines de la Facultad de Filosofía y Letras, a la sombra de un enorme roble se prometieron amor eterno, entre citas de Nietzsche, Kant, Rousseau y otros pensadores compartidos.
Él tenia la genialidad de lo espontáneo, la fuerza de la improvisación confiada a la inteligencia.
Ella era el esfuerzo, la progresión de la voluntad, el camino hecho posible. Eran complementarios y en ese estado se admiraban mutuamente. Perfectos en el conjunto.
Siempre soñaron con publicar, con ser leídos, difundir sus ideas.
El destino aplicó sus reglas y él está ahora postrado en una cama, estudiado por médicos, con las justas posibilidades que tienen los tumores cerebrales. Su compañía diaria es una gran mujer, la misma de siempre, con su voluntad perenne aguanta el peso de una promesa.
El lunes publica su primer libro, después de recorrer docenas de editoriales lo hará con el nombre de él, su inspiración, su amor. El encantamiento de aquella mañana de marzo persiste como aquél viejo roble, que sigue haciendo sombra a futuras y brillantes parejas.


Ludopatía

Se encontraba satisfecho. Había tenido muchas alegrías en la vida, siempre con base de trabajo y voluntad extremas. Era un hombre afortunado junto a una mujer maravillosa y una niña de ensueño.
Pero no sabía, no encontraba, donde estaba ese hombre.
Un exceso de ambición le había dejado en la ruina. Acababa de jugarse más de lo que nunca había tenido. Esta vez el trastorno de sus impulsos, aquellos que siempre le habían guiado, habían tomado un camino sin retorno.
Caminaba en el aire, a lomos del acantilado. El mar, al fondo, era testigo de su valentía.

Una verdadera fiesta

El paisaje después de la batalla, atestigua que la barbacoa ha sido un éxito: Decenas de kilos de carne, perfectamente aderezada, longaniza, panceta, chorizo...
La cerveza ha desaparecido desterrando la idea de que era mucha la adquirida. El olor impregna el entorno, creando un ambiente de sobremesa distendido.

A ras de suelo, con una auto organización digna de emular se colocan en formación, perfectamente alineadas, no hay lugar al desfallecimiento pese al sol de justicia. Las órdenes se acatan sin ninguna duda. Un verdadero ejército, dispone el avituallamiento de los nidos circundantes. Los demás insectos no han sido invitados. Sus rápidos movimientos dibujan un camino que conocen al milímetro.

En pocos minutos y mientras una fiesta casi ha terminado, en el mismo lugar el relevo ha comenzado en una fiesta de supervivencia.